Indice Club Novias  Iglesia  Recepción  Preparativos Novia  Novio  Luna de Miel Bazar Nupcial
Publicidad

Contáctenos

 Inicio

 
                          

 

 

 

 

 

EL ANILLO DE COMPROMISO

Cuando él te desliza la alianza en tu dedo, es el momento más dulce... En ese instante, ¿qué novia no tiene ganas de gritar alto y claro que ella se casa con el hombre que ella ama? Después de la boda, no resistirás a la tentación de exhibir orgullosamente el anillo que representa la consagración de tus sentimientos.  Tendrás, seguramente, la impresión de que todo el mundo está con los ojos puestos en él. 
Hoy en día la alianza puede ser de oro, plata, platino o con brillantes.

El origen de las alianzas

Su ancestro es el anillo metálico que intercambiaban los esposos en la Roma Antigua. Este anillo representa el círculo de la vida  y de la eternidad. Más tarde, bajo la influencia cristiana, el oro remplaza el hierro.

Desde hace siglos, el esposo le coloca una alianza de oro en el dedo de su esposa. No hace tanto tiempo que la futura esposa le daba la medida de su dedo a su novio y no veía la alianza hasta el día de la boda. Hoy, el efecto sorpresa desapareció: la pareja va junta a elegir los anillos a la joyería, lo que es una ventaja ya que ahora puedes elegir la que verdaderamente te guste.

La Argolla simbolo Matrimonil

El significado del anillo

Si existe una joya con el más alto valor sentimental es sin duda, el anillo de compromiso.

La costumbre de entregar el anillo de compromiso surge entre los caballeros romanos, quienes aseguraban su contrato matrimonial con una pieza de hierro en forma de aro que la mujer conservaba hasta que fuera cumplida la promesa de matrimonio.

La tradición de que dicha joya llevase un diamante se popularizó a tal grado que se hicieron cortes y montaduras especiales para incrementar la blancura y el brillo de la piedra

De hecho se dice que el primer anillo de compromiso con un diamante y las características del que actualmente se entrega, fue el que en 1477 le regaló el Archiduque Maximilliano de Austria a Mary de Burgundy

Los novios se entregan una alianza circular, como símbolo de amor eterno, representando en el aro lo que no tiene ni principio ni fin.

En el siglo IX, el papa Nicolás, autorizó a considerar la entrega de anillos como la formalización de la relación de novios. En la actualidad, la costumbre se ha mantenido y el ritual está incorporado en la boda católica y en algunas otras. En las bodas civiles, también la pareja puede hacer uso de esta tradición.

Los anillos pueden hacerse de diversos materiales, pero los más usuales son el oro y el diamante. Cuando la pareja se compromete en matrimonio, el novio le entrega, usualmente, un solitario a la novia con un diamante, aunque puede usarse otra piedra.

En el momento de la ceremonia se intercambian anillos y a partir de ese momento, la novia comienza a usar su solitario junto a la alianza de matrimonio. La esposa usa sus anillos en el dedo anular derecho colocando primero el aro matrimonial. Pero, momentos antes de iniciar la boda, la novia debe acordarse de que se debe pasar el solitario a la mano derecha, para que así el novio le pueda colocar el aro matrimonial con facilidad durante el ritual.

El novio le da el anillo a la novia para simbolizar su amor sin final, por su forma circular. Aunque hay de muchos materiales, los más comunes están hechos de oro y diamantes, lo que significa que el amor será tan fuerte y puro como esos materiales. Se lleva en el dedo anular por la vieja creencia de que la vena de ese dedo llega hasta el corazón

Mis anillos serán de oro, platino, plata… ¿cómo me decido?

 

Los diamantes

Hoy en día está permitido que la alianza tenga diamantes.  Son símbolo de eternidad.  Más tradicionalmente, los diamantes generalmente están reservados para el cintillo. Esto se remonta al año 1477, cuando María de Borgoña recibe un anillo de diamantes del Archiduque Maximiliano de Austria. Pero son los egipcios que instauraron el llevarlo en el tercer dedo de la mano izquierda.  ¿La razón? Ellos estaban convencidos que la 'vena del amor' partía del corazón para terminar en ese dedo. La alianza se pone en el mismo dedo del cintillo.  Es por eso que es conveniente que tengan una relación en tamaño, color del oro, material, estilo, forma, etc. 

Cuando se va a comprar el anillo de compromiso hay que saber sobre las características de la misma. Precisar las piedras que tiene y la calidad del metal del que se trata.

Los anillos de compromiso y de matrimonio pueden hacerse en oro (indistintamente en oro amarillo, blanco o rojo), en platino (metal más valioso que el oro) o en plata, si así lo prefieren.

Cuando decimos que una joya es de oro, se está entendiendo que es de oro puro o de 24 quilates. El oro de 24 quilates es suave, por ello se mezcla con otros metales para aumentar su dureza y durabilidad. No se acostumbra a hacer anillos de oro 24, porque serían muy blandos y se deformarían fácilmente. Cuando una joya no es de 24 quilates, debe tener una marca o declaración que indique su clasificación de quilates. Esto indica qué proporción de oro está mezclada con otros metales. Por ejemplo, el oro de 14 quilates (14K) contiene 14 partes de oro, mezclado con 10 partes de metal base. Mientras más altos sean los quilates, más alta es la proporción de oro.

Cuando se dice que la pieza es de oro sólido o macizo, se está indicando que está hecha con oro de cualquier quilate pero que no es hueca. Si le indican que está enchapada en oro (gold plate), es que la pieza está recubierta en oro sobre una base metálica. El enchapado en oro se gasta en la medida en que se le da uso a la pieza, dependiendo desde luego, del grosor y de la calidad del enchapado.

El platino, por su parte, es un metal precioso que cuesta más que el oro. Usualmente está mezclado con otros metales similares, conocidos como los metales del grupo del platino. Ellos son: iridio, paladio, rutenio, rodio y osmio.

Las marcas de calidad para el platino se basan en partes de mil. Por ejemplo, la marca Platino 900 significa que de 1000, 900 partes son de platino puro. Las abreviaturas utilizadas son Plat. o Pt. Una pieza que sea de platino 950, simplemente se marca como platino. Si es menor, entonces se marca la cantidad de platino puro que contiene. En algunas proporciones se detalla la cantidad de los metales del grupo del platino que contiene la pieza.

La plata es la menos utilizada en los anillos de bodas. Su valor es más económico que el oro y el platino. Cuando se habla de una pieza de plata o de plata fina se está indicando que contiene un 92.5% de plata. A veces se marcan con 925, que significa que 925 partes de mil son de plata pura. Algunas joyas están enchapadas en plata, es decir tienen una capa de plata sobre el metal base. Las piezas de plata requieren de un cuidado de limpieza superior a las que son de oro y platino.

Al buscar un anillo que será para toda la vida, tenga en cuenta la calidad. Calidad en la estructura, en el diseño y en el metal que escoja. ¡Si usted no ve en la pieza que desea comprar, una marca registrada junto a una marca de calidad, entonces simplemente no se decida por ésta!

La medida exacta del Anillo

Busca algún anillo de tu novia o pídeselo prestado mientras ella va al baño o a algún otro lado. Verifica en qué dedo te queda y si puedes, incrústalo en un jabón, en un trozo de plastilina e incluso hasta en un chicle duro para obtener la medida exacta. Si no lo puedes hacer, asegúrate de que el joyero te dé la opción de arreglarlo, pero ten cuidado porque en ocasiones lo tienen que cortar y puede perder su belleza original

 

VER GALERIA DE ARGOLLAS

El más completo surtido de argollas y anillos para Matrimonio

Despachos y Asesoría  a Nivel Nacional