Indice Club Novias  Iglesia  Recepción  Preparativos Novia  Novio  Luna de Miel Bazar Nupcial
Publicidad

Contáctenos

 Inicio

 
                          

 

 

 

 

 

Cómo seleccionar el menú



Con frecuencia sucede que al pensar en el presupuesto de una fiesta tan importante como lo es una boda se pretenda dar poco presupuesto al menú...

Con frecuencia sucede que al pensar en el presupuesto de una fiesta tan importante como lo es una boda se pretenda dar poco presupuesto al menú.

Desde tiempos inmemorables los grandes banquetes de la antigüedad eran siempre con motivo de impresionar a los huéspedes. Los Emperadores romanos por ejemplo impresionaban a otros reinos a través de enormes comilonas para agasajarlos.

En un banquete de tan singular ocasión sucede lo mismo. Los novios como anfitriones agasajan a sus invitados con un menú que ellos seleccionaron con una correcta asesoría y por tanto refleja su buen gusto, por ello no puede ni debe restársele importancia, pues es tanto como la música o el mismísimo vestido de la novia.

Si se trata de una comida o cena, es importante considerar que los invitados esperan ser atendidos. Se sabe a que tu boda asistirá la gente más querida y a quien más tratarías de agasajar, por ello debes elegir correctamente ya que se refleja en gran medida el gusto mismo de los anfitriones al seleccionar correctamente la comida.

En algunas ocasiones de bodas con elegantes montajes no se puede pretender que es un convivio informal como otros eventos. Los invitados que seguramente asistirán bien ataviados como amerita la ocasionan, se sentirán frustrados al encontrarse con un menú que pareciera de comida casera.

MENÚ DE TRES
Lo mejor es pensar en un menú completo y bien equilibrado. Se conoce como menú de tres cuando lleva una entrada que puede ser ensalada o crema o sopa, luego el plato fuerte que si es del tipo formal, deberá llevar dos guarniciones bien balanceadas, y un postre.
Al menú de cuatro tiempos se le agrega únicamente un entremés en el primer tiempo.

EL CLIMA INFLUYE EN LA SELECCIÓN
Puede haber varios factores que influyan en la decisión de un menú. Como lo es el clima no es lo mismo una apetitosa sopa caliente en una boda a mediodía en Cuernavaca que nadie va a apreciar, como pensar en esa misma sopa caliente en una fría noche de Diciembre.

MENÚ CON ESTILO
El estilo que se quiera dar al evento también influye en el menú. Hoy en día los platillos de la nueva cocina mexicana están de moda y combinan perfectamente con las bodas en fincas o haciendas rústicas donde se aprecia la correcta aplicación de este principio.

¿CÓMO ELIJO EL PLATO FUERTE?
Para poder elegir el plato principal es importante tomar en consideración aquellos platillos que se descomponen con facilidad y que el clima influye sobre ellos como son los pescados y mariscos. También debes considerar el gusto general de tus invitados. A la mayor parte de la gente le agrada el pollo como plato fuerte pero es bien cierto que el filete de res bien cocinado se aprecia mucho más.

También es importante considerar aquellos platillos que sean agradables a la vista y que presentados de manera correcta y con una decoración elegante causan una buena impresión en los invitados. Evita seleccionar platillos que ya estén muy trillados o que cualquiera podría comer en una comida de día común.

Por ello es muy importante que la empresa de banquetes que selecciones tenga una correcta aplicación de los platillos y te los sugiera pensando en tomar como base estos conceptos. A menudo surgen lugares que te dan un listado de ensaladas, pastas, platos fuertes y postres para que tú los elijas como si se tratará de un menú de comida corrida.

Sólo un cheff o alguien que sabe de gastronomía puede combinar un primer tiempo con el plato siguiente. Difícilmente quien no está familiarizado con ello sabría qué tipo de ingredientes se utilizan en las salsas que bañan el pollo o filete y si éstas son ligeras o densas y si al mismo tiempo combinan en perfecta armonía con una crema o una pasta, sin que resulte una bomba atómica para el estómago que no permitirá a nadie bailar después de comer o cenar.

IMPORTANCIA DEL POSTRE
El postre siempre es bienvenido por todos, nadie se levanta de la mesa sin ese toque dulce en la boca al término de una comida o cena. Por ello aunque planees partir un pastel de bodas tu postre puede ser elaborado con frutas para no sobrecargar de harinas a tus invitados. El pastel de bodas se acostumbra también para dejar un momento grabado en la mente de todos y tomar algunas fotografías y/o video.

Los vinos son muy apreciados y son un plus que agradecen los invitados. Para una correcta sugerencia de vinos de buena marca y precio moderado recurre a los expertos. La empresa de banquetes que tú elijas te puede asesorar en la calidad y cantidad de vino que debes comprar, o bien recurre a una buena tienda de vinos y licores que te sepa aconsejar.

Una vez decidido el tipo de banquete que vas a contratar, considera el horario de la recepción para que puedas establecer el menú. Solicítale al encargado te de consejos al respecto.

Por regla general los menús de boda no de caracterizan por su originalidad, todavía se tiene la idea de que la cantidad de comida debe de ser enorme, aunque luego nadie pueda comerse todos los platos servidos.

A la hora de elegir un menú procederemos de la siguiente manera


Es costumbre ofrecer un cóctel de bienvenida, servido en diferente sitio del salón, así se da tiempo para que los invitados vayan llegando.

El menú debe de ser del gusto de la gran mayoría de los invitados, por lo que hay que huir de platos raros y sofisticados.

Tener en cuenta que la cena debe de ser mas ligera que la comida

Cuidado con los establecimientos que venden nombre mas que buena comida, ante la duda pedir probar el menú.

Si alguien sigue una dieta especial, decirlo antes para que lo confeccionen.

Hacer un menú para niños, tiene un precio mas ajustado y se confecciona con alimentos mas acordes con ellos.

Deja claro el vino que van a servir y que los licores sean de primeras marcas

Hay diferentes tipos de recepciones, y por lo tanto de menús. A continuación te mencionamos los más usuales:

Pastel y bebida: Esto es en caso de que tu recepción sea sencilla y familiar, con pocos invitados y además, de confianza

Hors D’Oeuvres": Este es otro tipo de recepción que incluye bocadillos para que los invitados estén "picando". Tienes la posibilidad de incluir comida caliente, fría, con diferentes texturas, colores y presentación. Puedes colocarla por estaciones en el salón: mariscos en una mesa, fruta y queso en otra, pastas y carne en otra, y por último los postres

Bufet: Es una opción que se utiliza cuando el presupuesto es mayor al que se tiene para los que te mencionamos con anterioridad, pero aún así límitado. El costo es menor en un bufet para 200 personas, que en una cena formal, con un menú establecido que requiere personal contratado para ser servido a tu mesa.

Menú establecido Es la opción más más costosa, el menú comienza con un aperitivo, seguido de un plato de frutas o ensalada, sopa y/o el plato fuerte. En algunas ocasiones los invitados pueden escoger entre diversas opciones de entrada y/o plato principal. El postre es el último plato y en ocasiones es sustituido por el pastel de boda, si decides armar una mesa de postres.