Indice Club Novias  Iglesia  Recepción  Preparativos Novia  Novio  Luna de Miel Bazar Nupcial
Publicidad

Contáctenos

 Inicio

 
                          

 

 

EL VESTIDO DE NOVIA

 

 

 

Feminidad, magia, sutileza, brillo , originalidad y creatividad son las características que definen a las novias actuales.

Los vestidos de novia no escapan a las tendencias y las modas. Estas tendencias se ven reflejadas en los estilos, las telas, los colores y hasta los accesorios de los vestidos.

Por otro lado, la novia no debe olvidar que más allá de la moda del momento, lo más importante es que el vestido de su elección la haga sentirse bien, de acuerdo a su personalidad y su figura. Es por eso que hoy en día los diseñadores ofrecen una gran variedad de posibilidades para que la novia elija el que más se ajuste a ella


Conoce las últimas tendencias en moda para novias. Desde los vestidos más vanguardistas hasta los clásicos renovados. Accesorios y detalles que hacen del vestido algo realmente especial. Telas de lujo, colores pasteles y los diseños más favorecedores. Busca en la colección el vestido que refleje tu personalidad y tus gustos. Diseños exclusivos para un día único.


El día de tu boda tienes que ser una novia muy femenina y sofisticada, con un vestido muy especial que refleje tu estilo y personalidad. Para esta temporada los diseñadores han creado propuestas para todos los gustos. Los vestidos se ciñen al cuerpo, algunos con faldas amplias y mucho volumen, mientras que otros han cambiado los grandes volúmenes por caídas más suaves.

DISEÑOS
Juveniles y muy favorecedores resultan los vestidos con cuerpos muy entallados, faldas con cortes asimétricos y superposiciones de distintos tejidos colocados con exquisito gusto.

TEXTURAS
Las telas son exquisitas y delicadas, y en una paleta de colores que va desde el blanco hasta el tierra, pasando por el champán y vainilla oscuro. Se lleva mucho el tul plisado y los tejidos naturales para dar un efecto vaporoso. Regresan con fuerza las organzas, organdíes, rasos, crepés, mikados y encajes

Desde pequeña, la mujer lleva en su mente la idea de casarse con  una gran fiesta y  con un vestido de novia  blanco y radiante que la hará lucir ¡perfecta! Sin embargo, no todas tenemos el cuerpo de maniquí que vemos en las pasarelas o en los cuentos de hadas, donde todo está en su justo lugar, y requerimos de un diseño que destaque lo mejor de nuestra figura pero que también disimule los defectos que ni con la dieta más severa se logran resolver.

Si se está preguntando cómo escoger el   Vestido  que mas se   amolde a su figura, no busque más. Hemos encontrado sugerencias de cómo encontrar su mejor imagen para el gran día

Encuentra tu estilo En esta sección te iremos ofreciendo diferentes opciones para que escojas cuál es el estilo que te gustaría para tu traje y para tu boda en general, desde un "look" victoriano a un vestido vanguardista

En cualquier caso, y en primer lugar, te recomendamos que a la hora de escoger tu vestido de novia, no olvides lo siguiente:

Consulta muchas revistas, webs y visita muchos almacenes

Tienes que estar informada de todas las opciones que existen, de cuáles son las últimas tendencias y dónde puedes obtener los mejores precios. En esta sección te ofreceremos sugerencias y a través de nuestro directorio de productos y servicios podrás contactar con tiendas especializadas.

Inicia el proceso de búsqueda con todo el tiempo que puedas de antelación.

Puedes encontrar lo que quieres a la primera o puedes tardar meses. Tienes que contar con el tiempo de fabricación o arreglos y tener en cuenta las vacaciones si te pillan por medio

Pruébate muchos modelos, no te puedes imaginar la cantidad de novias que se han sorprendido al probarse un traje que habían rechazado desde un principio.

Ve con alguien de tu confianza, tu madre, una amiga, tu hermana. Podrá verte desde más ángulos, conoce tu carácter y tu estilo habitual, te animará a probarte cosas que no te atreves y al final te ayudará a elegir el mejor vestido.

No te conformes con cualquier vestido, es tu día más especial, y seguro que si sigues buscando encontrarás el traje de tus sueños.

Antes de elegir tu Vestido  debes tomar en cuenta:

1. Las características de la boda como formalidad, hora, época del año y lugar del evento.

2.  El presupuesto con el que cuentas para el ajuar.

3. El tiempo con el que cuentas para comprarlo. Lo ideal es comenzar a buscarlo seis meses antes de la boda.

4. Al elegir la tela recuerda que los brillos, aplicaciones, encajes y transparencias sirven para destacar; mientras que las telas mate, sin texturas y sin bordados disimulan cualquier defecto

5. Bueno además de estos detalles  deben  tener presente tus características: estilo, tipo de cuerpo, estatura, peso, complexión, edad, personalidad y gusto.

DISTINTAS ALTERNATIVAS PARA OBTENER UN VESTIDO DE NOVIA

Aunque tu sueño, como toda novia, sea estrenar un vestido fabuloso el día de tu boda, existen otras alternativas, que virtualbodas.com te presenta.

Si el presupuesto del que dispones te permite adquirir un vestido nuevo, tienes dos opciones:

- Comprarlo en un almacén de vestidos de novia:
En un almacén hay varios diseños y precios para escoger. Te los puedes probar y verificar qué modelo te queda mejor. Además, te venden todos los accesorios haciendo juego con el vestido. Finalmente, te ofrecen mayores facilidades de pago por medio de tarjeta de crédito.

- Confeccionarlo a tu medida:
La confección a medida tiene la gran ventaja de ofrecerte un modelo único, completamente a tu gusto, con todos los detalles que siempre soñaste. Requiere de mayor trabajo de tu parte, pues tendrás que escoger el modelo, la modista, las telas, los adornos, etc. Su precio no será necesariamente menor al de un vestido de almacén; al contrario, puede ser mayor dependiendo de tus gustos y exigencias y de la fama del diseñador. Es importante fijar un precio desde el principio para evitar sorpresas.

Si tu presupuesto es más limitado, no te desesperes pues también tienes varias posibilidades:

- Comprar uno de segunda mano:
Hay novias que por necesidad o practicidad deciden vender su vestido de novia. Aqui hay una buena alternativa

- Alquilar uno a tu gusto:
Existen casas del alquiler de vestidos de novia. Es importante recorrerlos y probar varios modelos. Debes averiguar si te permiten hacerle ajustes para que te quede perfecto, qué sucede si se rompe o pierde, si debes devolverlo lavado o no y en cuántos días. No olvides pedir que te garanticen por escrito que va a estar disponible por lo menos el día antes e tu boda.

- Herencia:
Hay novias que tienen la surte de poder usar un vestido de novia de su madre o abuela. Si es tu caso, alégrate porque el vestido vendrá con algo extra muy especial, el amor que alguna vez aquella novia sintió por su amado y del cual tú eres fruto. Y, si piensas que está un poco anticuado, no te preocupes que la moda en vestidos de novia cambia muy poco.

Hoy en día, muchas novias acuden con algún costurero-a o diseñador-a y se mandan a hacer su vestido de novia para que éste, no sólo les quede a la perfección de acuerdo a sus características físicas, sino que además refleje su personalidad. Y aunque mandarlo a hacer sólo para ti puede sonar muy caro o difícil de lograr, puede resultar mucho más sencillo de lo que crees.

Por ello, aquí te decimos las ventajas de mandarlo a hacer. Recuerda que es muy importante saber exactamente
la fecha, hora, lugar y estilo de boda que tendrás antes de comenzar a buscar tu vestido de novia:

1. Cuando mandas a hacer tu vestido con una diseñador-a, la atención se centra en ti, por lo que él o ella, tratarán de confeccionar el vestido de tus sueños, a diferencia de un vestido ya hecho que quizá no te guste al 100% por un pequeño detalle incorregible.
2. Un vestido mandado a hacer puede ser más barato o más caro que uno comprado, dependiendo el tipo de vestido que quieras y del material que quieras que sea. Sin embargo, es más fácil que algún-a diseñador-a se adapte al presupuesto con el que cuentes a que en una tienda te rebajen el precio para que puedas comprar el vestido que tanto te gusta.
3. Puedes CREAR tu vestido de novia diferente a todos los demás y a totalmente a tu gusto. Aunque en una tienda te prometan que un modelo es único (y muchas veces no es cierto), si lo mandas a hacer, no sólo será único, sino que será confeccionado especialmente para ti.

El proceso de creación
Si quieres mandarlo a hacer, puedes sacar cita con algún-a diseñador-a o costurera de tu entera confianza o ver dentro de nuestro Directorio de Servicios los que te ofrecemos. Una vez que estés que los visites, platica con esta persona sobre lo que deseas, crea una imagen de tu boda y dile cómo quieres lucir ese día. Lo mejor sería que fueras con alguna idea de lo que quieres, y que se lo pudieras mostrar ya sea en fotos o en recortes de revista.

El diseñador o diseñadora, deberá decirte lo que puede o no puede hacer con tu presupuesto y debe estar dispuesto-a a recomendar lo mejor para ti. Quizá se tome tres citas para la creación del vestido y tres o cuatro meses par su elaboración. Después vendrán las pruebas de vestido en donde podrás hacer cambios al mismo según como lo vayas viendo.

Un buen diseñador
La persona que te lo diseñe, debe tener en mente que cada mujer es única y por lo tanto, que su vestido debe ser igualmente especial. Si desde el momento en que te entrevistas con ésta, percibes que toma más en cuenta sus intereses que lo que tú estás buscando, sal de ahí inmediatamente y busca a alguien más.

Un buen diseñador debe darte los mejores consejos para que tu vestido quede exactamente como lo quieres, debe oír tus ideas y proponer. Aunque la persona que diseñe sea alguien que no te conozca para nada, tiene la suficiente experiencia para decirte lo que mejor se te verá.

Por eso, quizá lo más recomendable es que vayas acompañada del menor número de personas posible, porque todo el mundo dará su opinión y lo único que lograrán será confundirte.

                                                   

Los diseñadores son personas que están al tanto de la moda, de los adelantos de la misma, de los diferentes cortes y estilos que se usan, así como de las diversas telas y tonos son que se confeccionan los vestidos de novia. Así que no tengas miedo de preguntarle por lo que se está usando si es que quieres estar ala vanguardia.

Cada diseñador tiene su propio estilo, por lo que puedes ir a visitar a varios y verificar los estilos y modelos que te ofrece; no te vayas sin aclarar todas tus dudas y no te decidas por uno en particular hasta que estés 100% segura de que es él o ella quien te hará el vestido tal cual lo quieres.

Por dónde empezar
Antes de elegir a la persona que hará tu vestido de novia, y para hacer más fácil y rápida la elección del modelo, será mejor que conozcas desde antes, los cortes de vestidos de novia que existen, así como el estilo de mangas, escotes, caudas, telas, así como las aplicaciones que puedes incluir en el mismo.

Si cuentas con poco presupuesto puedes pedir que te hagan un vestido sencillo con una tela no muy cara; recuerda que la tela más barata para hacer un vestido de novia es el shantung, mientras que el satín es una de las más caras.

Después de tener una idea de lo que quieres, busca en revistas de novias algunos modelos de vestidos y recorta los que te agraden. Si encuentras la parte de arriba de un vestido que te guste en una página y la cola en otra, lleva ambos recortes con el diseñador que elijas.

Mientras estás en la búsqueda en revistas, contacta a varios diseñadores, platica con ellos y enséñales tus ideas. Quédate con aquél o aquella que más se acerque a lo que estás esperando y recuerda que puede ser probable que esta persona te cambie por completo el estilo que quieres porque quizá no sea el adecuado para ti, así que ¡escucha la voz de la experiencia!.

Antes de quedar con algún diseñador, diseñadora, modista o costurera, para que te haga tu vestido, será mejor que le hagas algunas preguntas como:

¿Qué estilo de vestido me recomiendas de acuerdo a mis características físicas, el tipo de boda que tendré y mi presupuesto?
¿De qué
tela me recomiendas hacerlo?
¿Cuánto me costará?
¿En cuánto tiempo me lo puedes hacer?
¿Cuántas veces tengo que venir? De ser posible agenda de una vez las próximas citas.
Una vez que esté terminado ¿lo puedes guardar hasta algunos días antes de mi boda?
¿Cuentas con
accesorios para completar mi ajuar?
¿Qué tipo de accesorios me recomiendas llevar con el vestido que elegí?
¿Qué me puedes ofrecer tú que no me ofrezcan los demás?

Si ya elegiste con quién te quedarás, que te den todo por escrito y lo más importante de todo...establece firmemente el día de entrega del vestido de acuerdo a la fecha de tu boda. Este es un compromiso serio que sólo una persona profesional puede cumplir, así que ¡aguas!.

Y por último, recuerda que la persona que diseñe tu vestido debe ser como tu mejor amigo-a, así que debes sentirte en confianza con él o ella, aclarar tus dudas, decirle lo que te gusta y lo que no y hacerle saber a cada momento